Archivo mensual: noviembre 2013

Finalista Premio Asociación Trilce Isla literaria

Finalista Premio Asociación Trilce Isla literaria.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, PREMIOS

Finalista Premio Asociación Trilce Isla literaria: CARONTE

Adjunto mi relato  Caronte, que ha quedado finalista del concurso promovido por la Asociación TRILCE de escritores deValdemoro, lugar que tantos amigos y alegrías me da:
Finalista y mención especial del jurado
José Manuel García González
Con el relato titulado:    Caronte

Y para más orgullo, una alumna mía de 2º de Bachillerato de Artes Escénicas, Música y Danza del IES Rayuela de Móstoles ha quedado en sexto lugar de los finalistas:

Esther Galán Recuero
Título del Relato: El estudio de arte

Deja un comentario

Archivado bajo PREMIOS, RELATOS

SIRENAS

Brota del alma que sueña el consuelo
de esperar el alba
del equívoco dolor de la amanecida,
del alma que vaga,
de la mente enclaustrada
que navega silente por entre los deseos,
el canto quimérico de las sirenas…
¡Ellas en las olas…!
Como olas, de la espuma,
del olor a sal o el contacto líquido
donde claudica el solar entusiasmo.
En los labios brilla su dulzura de oscura pasión,
en el aire al aguijón funesto de su aliento
que rasga el corazón humano,
como la ira, el velo del templo; como el destino, el
himen de una virgen; como el bisturí,
la carne intacta de terciopelo; como
la lágrima, el ojo; como la noche, la esperanza;
como labios enfebrecidos, el silencio.
Tristes, monstruos tristes.
Con el amargor de la derrota
en las comisuras del alma,
que también los monstruos soportan.
las bocas clausuradas,
los locos ojos ensimismados,
la ilusión traicionada…
y se tornan más tristes, más aciagos.
Dicen que su cabello es rubio, sin embargo,
Y su piel suave como la arena de las playas.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS

PROCESIÓN EN SALAMANCA

Las tubas y las trompetas,
lenguas estridentes de sonido helado,
lagartos sinuosos del ruido,
y un clarín solo, acuchillando el aire,
estoque de noche inmensa sobre las almas,
al ritmo caminaban
que marcaba el tambor como un profeta.
De los pasos quedos, apenas un rumor
recorría la Rua, un gemido agazapado
o el cuchicheo inmediato de lo breve.
Silencio…, unos hombres cubiertos de ajenjo
acompañaban silentes la imagen desnuda;
el cura, grave, se frotaba las manos congeladas,
caminaban recogidos, cada cual en su ausencia.
La cruz flameaba sobre las luz de las farolas.
Y la noche tan oscura aturdida
y un perro que no se atrevía a cruzar la calle
y el frío intenso
y la sombra de la Clerecía
y el turista de la foto, un americano,
y un pensamiento sobre lo imposible,
acompañaban a los rigurosos nazarenos,
y un aliento de angustia amortajada
frío y viscoso como la tripa de un sapo.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS

EL PROFETA

Llevo la lengua herida por el peso
de la palabra hombre, de la palabra hijo.
Palabras encubiertas por el velo
espeso y  falaz de la nostalgia: flor que brota
de la agreste maraña del recuerdo.

Cada día, el amanecer sugiere
los nombres familiares de tantas veces dichos
juntos a otros ajenos con que suele
el destino entremezclarnos sin afán ninguno
si no es la locura de la suerte.

Pero a veces pensamos que nosotros
elegir podemos con la voluntad desnuda
camino, compañero, acomodo…
¡Ja, ja, ja!, como dioses que vieran del futuro
las amargas palabras de los locos.

Soñamos, ¡ja, ja, ja!, domar planetas
arrebatar a las cosas su íntima energía
alcanzar el olimpo con la fuerza
de nuestra ansia constante de poseer el fuego,
envueltos en afán que desespera.

Los ríos del delirio nos seducen
con su vinoso cauce repleto de promesas,
promesas donde suavemente acune
la vida el espejismo por donde transitamos,
quimera monstruosa, cruel e impune

Y por ser como somos frágilmente
humanos, hojas secas llevadas por el viento,
a merced del deseo, del querer
alcanzar el siempre ajeno fuego de los dioses
distante, falaz, frío, hostil siempre.

La oscuridad presiente nuestro afán
y nos rodea solícita como una amante
en su seno de noche, ¡ja, ja, ja!
¿Dónde ir, dónde esconder la raíz de amargura
que en nuestro nombre consumió su llama?

¿Caminar hacia dónde de la inmensa
extensión del pensamiento, sin rumbo atinado,
la maldición presente en nuestra espera,
errantes, expulsados, vagabundos inquietos,
hijos oscuros de la hiriente pena?

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS

Reflexiones sobre las palabras V

Un día y otro día y otro día,
un paso más, la hora más próxima,
el futuro ya entretejido, la trama espesa y fuerte
sobre la urdimbre que nos compone.
Cada día,
espesas las palabras ocultas que sobrevuelan los gestos,
leves las patentes
que yacen como polvo en el olvido,
sonidos lejanos de huellas en sendas de arena,
rumor de hojas secas arrastradas por el viento.
Cada día, ajeno ya el propio sentir, cada vez más enajenado
deshechos en espuma tantos proyectos que se mecían
en el tardo vaivén de las olas, en la cresta agreste
del molusco marino, del agua móvil.
Cada día, con tanta alegría concluidos,
la espera inconsciente del momento en que clausuraremos
lo que desde el principio fuimos: sueños de aire.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS