Hoy

En el cielo gris,

las nubes grises, de muchos grises,

convocan un día esencial y primero

del que pende la lluvia y la vida.

No encandila el cielo el sol triunfante

ni resplandece el azul

ni los colores flamean

como esas personas rutilantes

que atraen la vista

y detienen los pasos.

Más bien hoy se parece a esas

personas invisibles

que sostienen el ritmo del mundo,

cotidianos e imprescindibles.

Algunas gotas de lluvia

golpean la ventana

anunciándose savia del árbol

arroyo y

fuente alegre  del futuro verano

y rumor de recuerdos.

No rugen los torrentes de luz

ni se derrama el agua en cascadas

de arco iris

como esas personas que

que provocan risas y miradas,

quienes concitan entorno a sí

llamadas y algarabía

que gritan con su presencia.

Estas son gotas como

personas silenciosas

que preparan la comida

y pasean por el parque con un perro blanco,

y un rastro suave de pensamiento.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s