La poética de Aristóteles

Aristóteles, 384-322 a. C es el verdadero iniciador de los estudios literarios. Su obra Sobre la poética constituye el inicio del análisis literario, con observaciones y aportaciones que han dejado huella constante en la historia y llegan hasta nuestros días.  Su estela se puede encontrar de manera más o menos declarada en ámbitos tan dispares como la literatura, la dramaturgia o los estudios sobre cine.

La poética se compuso hacia el año 335. Forma parte de los apuntes que Aristóteles preparaba para sus clases de liceo. En ella se distinguen dos partes, los capítulos I-IV, donde se contienen los principios generales, y los del VI al XXI, respecto a las principios particulares. El libro se encuentra en estado fragmentario. Fundamentalmente, trata sobre la tragedia, aunque su título  y primeras líneas indiquen un interés más amplio.

En los primeros capítulos va a tratar de cuestiones generales, como sobre las formas de la poesía, según los medios para mimetizar, los objetos mimetizados o las formas de la mimesis. Este concepto, el de mimesis es central en la teoría poética y dramática de Aristóteles. La mimesis consiste en una imitación de una acción humana, cuya contemplación proporciona placer, placer plenamente humano de triple raíz, intelectual, estética y ética-psicológica. Por otra parte, considera  Aristóteles que la tendencia a imitar es connatural al hombre.

A partir del capítulo sexto, trata sobre la tragedia, ya que para el filósofo esta es la más genuina forma de poesía. En el capítulo Vi define la tragedia y sus partes, haciendo ver que la más importante es la fábula. Las otras partes son los caracteres, el pensamiento, la elocución, la melopeya y el espectáculo. Desarrolla en los capítulo VII al XIV los contenidos sobre la trata y estructura y sus efectos. En los siguientes desarrolla,  sus ideas sobre el reconocimiento, el pensamiento y el lenguaje y la elocución. Los últimos cuatro capítulos versan sobre la epopeya.

Aunque su nombre nos lleve a pensar en que trata acerca de poesía, tal como hoy lo entendemos como poesía lírica, realmente se ocupa de la tragedia y promete ocuparse en otra obra de la comedia. De hecho el capitulo V señala que la comedia es mimesis de hombres inferiores, mientras que en capítulo VI que la tragedia es mimesis de una acción noble y eminente. Ambas parten del mismo punto, la mimesis, pero de manera diferente.

La tragedia “es mimesis de una acción, realizada por unos personajes que actúan y que por necesidad se muestran como son según su carácter o su pensamiento”. La frase contiene la esencia del teatro aquí dicho en tanto que poesía. En efecto, el teatro cosiste en acción, que se vehicula a través de la fábula que se cuenta en una obra, es decir, la historia en la que se va desarrollando las situaciones en las que se mueven esos personajes. Consiste en una estructuración de los hechos de acuerdo a una lógica autónoma, pero causal de los hechos. La causalidad se constituye en rasgo esencial de la trata de la tragedia… De ahí que la fábula sea la parte más importante según la opinión del estagirita.
Lo que el dramaturgo pretende, en último extremo es una representación de la realidad, en el caso del teatro, de acciones de hombres eminentes o inferiores si es comedia. Se trata de recrear un universo homólogo del real, que refleje, antes que reproducir, los propios modelos y leyes que rigen el cosmos, de manera que se capte lo universal y permanente de la naturaleza humana.

Otras característica importante señala Aristóteles para la tragedia, que es la que tiene como objetivo conseguir la catarsis del temor y la piedad .Dice Aristóteles “la tragedia [es] imitación de una acción noble y completa, de cierta extensión, en lenguaje sazonado, separada cada una de las especies en las distintas partes, actuando los personajes y no contándolo, y que mediante temor y la piedad lleva a cabo la purgación (catarsis) de tales afecciones”. Es decir, la tragedia no solamente es considerada como arte, sino también como conteniendo en sí efecto terapéutico, pues mediante lo que ocurre en el escenario, el espectador siente temor de poder sufrir aquello que allí ocurre y compasión porque a hombres como él mismo sucede

De esa manera arroja fuera de sí esos sentimientos que podrían resultar nocivos. Otra función tendrá la comedia

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Reflexiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s