Archivo de la categoría: poesía

Mi sombra

Yo con mi sombra

mantengo

una relación vertical

tan exacta

como el triángulo

con su hipotenusa

Altolaguirre dijo:

“ángulo recto”,

pero mi sombra se curva

con los presentimientos.

¡Qué claridad tan densa!

¡Qué matriz tan honda!

la luz ajena

que mata mi sombra.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía

El verso

Presto atención al rumor del aire en mi ventana.

Es curioso…

Atento a la lectura,

sumido en mundos distantes

que tienen que ver con lo que importa,

con los deseos y las inquietudes,

con la prisa…

y me distrae el murmullo del aire

suavemente sonoro

fuera de mi ventana.

He vuelto del interior mundo

despacio, como deslumbrado,

como frente a la primera luz de la amanecida.

Dentro permanecía

la voz muda de un amigo

que me contaba cómo le parecían las cosas.

Fuera no había más que yo mismo

y el susurro leve

que diluía mi pensamiento.

Y de súbito,

aéreo y deslumbrado,

tan en calma, sosegado,

comenzaba a transformase

el leve aire susurrado

en un verso cincelado

donde mecer la nostalgia.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía

Impaciencia

En la esperanza tan opaca

que en su quietud quiebra

los nombres y las heridas

por donde la bestia asoma,

y por entre los dientes de la bestia

y las grietas de la pared,

y por entre las rendijas de la puerta

y entre las palabras olvidadas,

reluce el hierro cenital

ausente

impío

de la impaciencia:

¡ven que te mate!,

¡ven con el corazón en la mano!,

¡trae un candil lleno de aceite

y bébete la luz!

2 comentarios

Archivado bajo POEMAS, poesía

Bienvenida al 2018

Un día y otro día y otro día

nos alcanza el tenaz futuro esquivo,

y aunque quizá no fue como esperamos,

germina del pasado que vivimos.

La azarosa esperanza floreciente

en su frágil esquife desafía

las olas de este mar que navegamos

un día y otro día y otro día.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía, Reflexiones

Raíces de memoria

Las raíces del mundo

ahondan en la memoria,

Memoria arborescente,

profunda, vertical, inconclusa.

Cenital fulgor

que traza la ruta del ave,

Memoria de nube.

Memoria de piedra,

dura, circular, sombría;

sobre el espinazo del mundo

su peso inmenso.

Y en el olor del azahar y las cañas

Memoria del camino,

miradas que recuerdan

aquella vez o el llanto,

en que la ausencia y la espera,

en que el temor y el deseo,

en que los amigos,

y en lo que habría de ser.

Memoria del olvido

espectralmente intensa

que en la congoja del primer miedo

brota

llenando del espesura el pasado

para seguir viviendo,

para poder vivir.

Memoria, al fin,

hacia donde.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía

En la memoria

En la memoria se columpian

las sombras de las cosas,

los ojos claros

que saben nuestros nombres

y la oquedad de acontecer como

cauce y herida.

En la memoria brotamos

a ser

olas de llanto,

risas de alacena,

espesura de ojos y manos

ansia de caricias.

Y la memoria, en el vacío, entre dos nadas;

en lo que no permanece

consistimos:

y en los que ya no están

y en las calles por donde pasamos

y en la cosas que separamos al vivir

y en el lomo del pez, tan frío…

 

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía

Las cosas que separamos al vivir

De las cosas que separamos al vivir

hojas secas que el tiempo arrastra

al azar

rumorosas

recojo la tibieza de la nostalgia

y  la luz intensa de la luna.

Aquello quedó en aquel lugar

o en el aleteo de un anhelo

aquello  se desvaneció

aquello se transformó en sueño aéreo

o siguió la estela de los deseos.

De esas cosas y en este momento

lo que trabajo  lo que soy  lo que deseo

la amplitud del horizonte

tanto lo que va  como lo que viene

en la inmediatez del ahora

alejado de la oquedad de las cosas por el rumor

de las otras cosas,

el silencio

y su claridad.

En la perfecta plenitud de la esfera y de los ángeles

donde los amantes anhelan y se enturbian

en la espesura de su cuerpo,

la distancia de ser otro.

Allí.

Mientras que a este lado de la placidez de los álamos

y la continua calma de la corriente

suavemente en fuga,

las orillas humedecidas  de lentitud.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía, Uncategorized

Sé todas las palabras

 

¡Sé tantas palabras!

Toda la vida aprendiendo palabras

Quizá ya las conozco todas

Y las que no…

Ya no importa.

Y ninguna, sin embargo, dice

Qué oculta ese silencio

De donde brotan las flores intensas del desencanto

Y los presentimientos, que no son palabras,

Apenas latidos de un corazón

Sin ritmo ni motivos.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía

GLOSAS A LAS FLORES DEL CAPÍTULO 7 DE MEDITACIONES SOBRE LOS CANTARES DE SANTA TERESA

De la mente que sueña el consuelo

de intuir el alba,

cada luz, cada mirada,

la tensión de la espera,

la inquietud de la noche

por donde discurrimos oscuros,

del horizonte en el que, humanos,

nos acontece vivir

entre el tráfago y la prisa

por donde ruge

la estela circular del mundo

del alma que sueña,

de la mente enclaustrada

navegando silente por entre los deseos,

 

escribiste:

 

Y pedís flores

 

Y se dibuja en el rostro el reflejo

inconstante de nuestra espera,

y en el ver la figura,

posibilidad y promesa.

Adquiere constancia  el presentimiento,

en la palabra y los rumores,

cabe las palabras que inauguran

más allá de su aliento

la pretensión que construye  la casa y el camino.

 

Por eso escribiste :

 

Sostenedme con flores

 

 

¿A quién vemos al mirar

cuando el mirar refleja el horizonte

y la espera? Con la figura el recuerdo de la promesa o la promesa,

la intensidad inquieta del delirio

por donde discurre

lo que somos,

como hojas suaves de un río de otoño,

como olas continuas

acariciando la pétrea oquedad del tiempo

 

Por eso escribiste:

 

De otro olor son esas flores De otro olor son esas flores que acá olemos

 

 

Antes del alba

el contorno y la mirada que busca la figura.

Antes del alba la intensidad del presentimiento.

Antes del alba

la inquietud que florece en certidumbre

y lo que acontece,

todavía no y ya acontece.

 

Por eso escribiste

 

Son admirables y olorosísimas (estas flores)

 

El trámite de la promesa,

como de la mirada el reflejo,

o la presencia ensimismada,

de ardiente luz en urgente abrazo,

en propio color transformada.

Cabe la noche estalla la luz de la alborada

Por eso escribiste

 

El fruto gustosísimo de estas flores o la presencia inaugurada

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía, Uncategorized

Me gustaría

Que te pusieras flores,

me gustaría,

en la manos y el pelo,

me gustaría.
Flores verdes y rojas,

me gustaría,

con una cinta blanca,

me gustaría.
Como las amapolas,

me gustaría,

que adornan el trigal,

me gustaría.
Y que entre las espigas,

me gustaría,

brillara tu sonrisa,

me gustaría.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía, Seguidillas, Uncategorized