Archivo de la etiqueta: cuento

EL OJO GRAMÁTICO

Cada mañana al despertar ordeno a mis ojos: ¡abríos!, y ellos, obedientes, puntuales, generosos se abren a la luz. Un día mandé, como siempre: ¡abríos!, pero sólo uno de ellos lo hizo. El oftalmólogo dijo algo raro, pero, al fin y al cabo, que había perdido un ojo. A la mañana siguiente, un punto temeroso, grité: ¡abríos!, y nada sucedió. Supuse que había quedado ciego, hasta que después de un rato aventuré con una cierta timidez: ¡ábrete! y la luz bañó de nuevo mi cerebro. Es un ojo muy puntilloso en cuestiones gramaticales.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo RELATOS