Sobre mi sombra

Sabe mi sombra la distancia

entre la acción y el deseo

y soñar sabe:

a) el camino de la tarde: acción;

b) el eje de la tierra como un débil cristal: deseo;

c) camisa blanca de mi esperanza: sueño.

Pero es mi sombra,

que es nada,

y solo en las palabras se mece

y la luz la mata.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Mi sombra

Yo con mi sombra

mantengo

una relación vertical

tan exacta

como el triángulo

con su hipotenusa

Altolaguirre dijo:

“ángulo recto”,

pero mi sombra se curva

con los presentimientos.

¡Qué claridad tan densa!

¡Qué matriz tan honda!

la luz ajena

que mata mi sombra.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía

El verso

Presto atención al rumor del aire en mi ventana.

Es curioso…

Atento a la lectura,

sumido en mundos distantes

que tienen que ver con lo que importa,

con los deseos y las inquietudes,

con la prisa…

y me distrae el murmullo del aire

suavemente sonoro

fuera de mi ventana.

He vuelto del interior mundo

despacio, como deslumbrado,

como frente a la primera luz de la amanecida.

Dentro permanecía

la voz muda de un amigo

que me contaba cómo le parecían las cosas.

Fuera no había más que yo mismo

y el susurro leve

que diluía mi pensamiento.

Y de súbito,

aéreo y deslumbrado,

tan en calma, sosegado,

comenzaba a transformase

el leve aire susurrado

en un verso cincelado

donde mecer la nostalgia.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía

Impaciencia

En la esperanza tan opaca

que en su quietud quiebra

los nombres y las heridas

por donde la bestia asoma,

y por entre los dientes de la bestia

y las grietas de la pared,

y por entre las rendijas de la puerta

y entre las palabras olvidadas,

reluce el hierro cenital

ausente

impío

de la impaciencia:

¡ven que te mate!,

¡ven con el corazón en la mano!,

¡trae un candil lleno de aceite

y bébete la luz!

2 comentarios

Archivado bajo POEMAS, poesía

Bienvenida al 2018

Un día y otro día y otro día

nos alcanza el tenaz futuro esquivo,

y aunque quizá no fue como esperamos,

germina del pasado que vivimos.

La azarosa esperanza floreciente

en su frágil esquife desafía

las olas de este mar que navegamos

un día y otro día y otro día.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía, Reflexiones

Raíces de memoria

Las raíces del mundo

ahondan en la memoria,

Memoria arborescente,

profunda, vertical, inconclusa.

Cenital fulgor

que traza la ruta del ave,

Memoria de nube.

Memoria de piedra,

dura, circular, sombría;

sobre el espinazo del mundo

su peso inmenso.

Y en el olor del azahar y las cañas

Memoria del camino,

miradas que recuerdan

aquella vez o el llanto,

en que la ausencia y la espera,

en que el temor y el deseo,

en que los amigos,

y en lo que habría de ser.

Memoria del olvido

espectralmente intensa

que en la congoja del primer miedo

brota

llenando del espesura el pasado

para seguir viviendo,

para poder vivir.

Memoria, al fin,

hacia donde.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía

Como tú

Azul en el cielo, azul, azul en el agua

azul, azul en la calma azul

y en el desasosiego.

Azul

como  tú,

azul,

en cada escondrijo

donde

la luna se encoge

y mata.

Hermoso como un ciervo

huyes por mi cuerpo.

Azul.

Y a gritos se rompen las madejas por donde,

por donde, por donde, por donde.

Aquí un rostro, y unas manos.

¡Cuánta, cuánta locura!

Él tenía miedo de navegar solo

entre el tráfico nocturno de las despedidas

porque era hermoso.

Para matar a quien quiera

la luna

se esconde

y ennegrece de coartadas y llantos

o humo azul.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

En la memoria

En la memoria se columpian

las sombras de las cosas,

los ojos claros

que saben nuestros nombres

y la oquedad de acontecer como

cauce y herida.

En la memoria brotamos

a ser

olas de llanto,

risas de alacena,

espesura de ojos y manos

ansia de caricias.

Y la memoria, en el vacío, entre dos nadas;

en lo que no permanece

consistimos:

y en los que ya no están

y en las calles por donde pasamos

y en la cosas que separamos al vivir

y en el lomo del pez, tan frío…

 

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía

Las cosas que separamos al vivir

De las cosas que separamos al vivir

hojas secas que el tiempo arrastra

al azar

rumorosas

recojo la tibieza de la nostalgia

y  la luz intensa de la luna.

Aquello quedó en aquel lugar

o en el aleteo de un anhelo

aquello  se desvaneció

aquello se transformó en sueño aéreo

o siguió la estela de los deseos.

De esas cosas y en este momento

lo que trabajo  lo que soy  lo que deseo

la amplitud del horizonte

tanto lo que va  como lo que viene

en la inmediatez del ahora

alejado de la oquedad de las cosas por el rumor

de las otras cosas,

el silencio

y su claridad.

En la perfecta plenitud de la esfera y de los ángeles

donde los amantes anhelan y se enturbian

en la espesura de su cuerpo,

la distancia de ser otro.

Allí.

Mientras que a este lado de la placidez de los álamos

y la continua calma de la corriente

suavemente en fuga,

las orillas humedecidas  de lentitud.

Deja un comentario

Archivado bajo POEMAS, poesía, Uncategorized

La granada

Poema finalista premio Poeta de Cabra 2016

 

Me han regalado una granada.

Huele a sol y a la claridad de la amanecida.

Hacía tiempo que no abría esta fruta

preñada de esas pequeñas semillas rojas

con las que jugué de niño

mientras las desgranaba y bañaba en azúcar.

Evoca  su vegetal presencia  algunos rostros que ya se fueron,

las tardes larguísimas de los veranos de mi infancia,

aquel pueblo de mis abuelos

donde hacía tanta calor

y yo no quería dormir la siesta,

y la bruma de la adolescencia

y la urgencia de la juventud.

Y en ese paisaje de vivencias,

de crepúsculos y ocasos,

en el claroscuro de la conciencia

entreverada de palabras y emociones,

el árbol de los deseos, las renuncias,

en la carga del tiempo en la piel y los sentidos ,

sobre la urdimbre que dibuja,

cada vez más entrelazado y ceñido,

el tamiz del lienzo  donde se perfila mi silueta,         

digo:            que soy muchos

voz de muchos,

reflejo de muchos,

presencia de muchos,

corazón de granada.

Ni siquiera podría escribir todos los nombres

ni entrever todas la manos

que se unieron para construir este hombre donde habito:

la ardua tarea de apilar conocimientos,

de explicar inquietudes,

de perfilar sueños,

de alentar emociones

y ahuyentar miedos.

Traman la vida,

como la entraña de esta granada que me han regalado,

que huele a sol y al sosiego del poniente,

frutos menudos que mis dedos acarician

mientras los baño en azúcar y en nostalgia.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized